Capítulo 11: Cuatro meses de Navidad (y mucho morro)

Navidad es una época fantástica en Filipinas. Se vive intensamente y las ciudades se llenan de luces y decoraciones típicas. Las más habituales son las «parols», farolas con forma de estrellas cinco puntas, fabricadas normalmente en papel de arroz de colores, y que cuelgan de las calles, las tiendas y las casas. Se hacen pesebres gigantes en las plazas de los pueblos con materiales naturales y figuras a escala humana, y se instalan árboles grandiosos con bombillas y ornamentaciones brillantes.

Son unos días de alegría, de fiesta, de compartir muchas comidas con familiares y amigos, de comer sin cesar, pero también de práctica religiosa. También es el momento de dar y recibir muchos regalos, pero aquí no parecen importar el tamaño o el precio del obsequio, sino más bien que ningún ser amado se quede sin alguno. A veces son presentes pequeños, casi simbólicos, pero siempre serán bien recibidos porque lo que cuenta es que tal tía o tal primo ha pensado en nosotros.

Grupos de niños y jóvenes, pero también adultos y gente mayor, cantan villancicos en las puertas de las casas. Todo ello, a unos 28 o 30 grados de temperatura bajo un sol tropical, claro. Pero es mucho mejor venir en esta época que en agosto, cuando suele llover mucho y proliferan los tifones.

Desde septiembre

Hay otra diferencia sustancial respecto a la Navidad europea: aquí se empiezan a colgar las luces y la decoración el día … ¡1 de septiembre!. Ésta es la fecha oficiosa a partir de la cual se abre la campaña. Y dura exactamente hasta finales de enero. Yo nunca lo he vivido desde tan pronto pero se ve que en la televisión no es raro que en algún anuncio se atrevan a proclamar: «¡Sólo faltan 100 días para Navidad»!

Los filipinos que no tengan tiempo para entretenerse con tantos cálculos utilizan una clave muy simple para saber si ya ha arrancado la campaña navideña: si el mes en el que están acaba en BER (SeptemBER, OctoBER, NovemBER o DecemBER)… ya es Navidad.
Y es en septiembre cuando las tiendas, primero más tímidamente y después ya sin rubor alguno, empiezan a anunciar sus promociones y lanzar las musiquillas de cada año. Resulta chocante oír el Jingle Bells o el Let it snow en manga corta, es cierto, pero aquí la Navidad es una auténtica fiesta, un gozo que todo el mundo contagia con convicción y buenos deseos. ¡Nunca había oído unos «Merry Christmas» tan sinceros!

Manos arriba, aguinaldos

También es verdad que muchos te desean «Merry Christmas» con las manos abiertas palmas arriba, como en posición de clemencia, para recibir un buen «aguinaldo». La costumbre está especialmente arraigada en conductores de jeepney, taxistas, policías, conserjes o tenderos que no conoces absolutamente de nada.

Se supone que debería ser una iniciativa propia («quédate con el cambio, Merry Christmas») pero es casi una atraco a mano armada (en vez de «¡manos arriba!” sueltan «¡Merry Christmas!» y te miran con cara de perrito famélico). Si no has captado el mensaje, repiten «Merry Christmaaaas», alargando un poco más la última a, forzando la sonrisa. Navidad es una época de muchos sentimientos, sí, de todos menos el de la vergüenza. En fin, mi mujer lo dice con menos florituras: «¡En Filipinas la Navidad es una época ideal para la gente con mucha cara»!

El Santo Niño... y la VISA, en un restaurante

© Texto y fotos de Carles Cascón. Todos los derechos reservados

(Capítulo 11 de un total de 45 capítulos del libro, que publicaré hasta principios de enero de 2012)
Próximas entregas: «Llegada a Aguitap» y «Vida familiar«

Acerca de Carles Cascón

Periodista i fotògraf de Sabadell (Barcelona)
Esta entrada fue publicada en Filipinas, Manila y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s